Antes de abrazarnos de Susan Mallery

Después de una tragedia familiar, la antigua estrella del fútbol americano, Jack McGarry, se había mantenido alejado del mundo; algo muy difícil de conseguir en el cordial pueblo de Fool’s Gold, donde se había trasladado su empresa de publicidad. Larissa Owens sabía que Jack solo la veía como uno más de los chicos e, independientemente de lo que su corazón deseara, él era su jefe, no su novio. Pero, entonces, su gran secreto fue revelado por… ¡su madre!

Dulces problemas de Susan Mallery

Jesse había madurado mucho. Con empleo fijo y un niño de cuatro años lleno de vida, llamado Gabe, su situación era mucho mejor que cuando se había marchado de Seattle cinco años atrás, embarazada e incomprendida por todo el mundo. Había llegado el momento de volver a casa y de enfrentarse a sus demonios. Sin embargo, sus hermanas, Claire y icole, no se quedaron exactamente impresionadas al ver a la nueva y mejorada Jesse

Dulces pecados de Susan Mallery

La palabra «responsabilidad» debería ser el apellido de icole Keyes. Después de todo, no muchos estarían dispuestos a sacrificar su vida por dirigir la pastelería familiar y criar a una hermana pequeña. Sin embargo, ahora que su melliza estaba felizmente casada y su hermana pequeña iba convirtiéndose en una mujer fatal, icole se había hartado de dar prioridad a las necesidades de los demás. Entonces apareció Hawk. El increíblemente atractivo ex jugador de la Liga acional de Fútbol le ofrecía a icole un poco de la libertad que ésta anhelaba

Dulces palabras de Susan Mallery

Claire Keyes nunca había tenido novio, ni siquiera una aventura sentimental. Su carrera musical la había absorbido por completo desde sus tiempos de niña prodigio del piano, alejándola de los amigos y la familia. Cuando su hermana icole se puso enferma, Claire decidió hacerse cargo de ella. Recuperar la relación familiar era ahora su prioridad, así como enamorarse o, al menos, experimentar el deseo por primera vez. El atractivo Wyatt podía ayudarla en ese último propósito

Trato millonario de Susan Mallery

Ganaría un millón de dólares… por casarse Todd Aston III tenía reputación de playboy, pero Marina elson tendría que tratar con él. Le había prometido a su hermana, que iba a casarse con el primo de Todd, que los ayudaría a organizar la boda perfecta. Y de pronto, entre pruebas de vestidos y elecciones del menú, Marina descubrió que deseaba a Todd… y él a ella. o podía evitar lo inevitable, pero cuanto más profundos se hacían sus sentimientos por él, más cuenta se daba de que Todd no se fiaba de las mujeres que deseaban casarse

Encuentros amorosos en el fondo del corazón de Susan Mallery

Rachel Harper había decidido convertirse en una mujer sofisticada. Pero la cama deshecha, el café preparado por otro y aquella nota le recordaban que había cometido una locura impropia de ella. Se había llevado a casa a un hombre que había conocido en un bar. Y se había quedado embarazada. A pesar de lo nerviosa que se había puesto ante la idea de darle la noticia a Carter Brockett, lo cierto era que con él se sentía extrañamente cómoda. Pero debía recordar que Carter tenía toda una colección de exnovias que no habían sido capaces de hacerle comprometerse…

El jeque y la princesa de Susan Mallery

Ella iba en busca de sus raíces… no de un jeque. Cuando la responsable profesora Zara Paxton decidió viajar a la lejana Bahania, fue sólo con el propósito de encontrar al padre que jamás había conocido. Pero resultó que ese padre no era otro que un rey… que enseguida puso a su «princesa» bajo la protección de un musculoso y fascinante jeque. El duro Rafe Stryker no creía en el amor, por eso precisamente no comprendía cómo era posible que aquella muchacha con gafas se le hubiera colado en el corazón con su inocencia

Atada a ti de Susan Mallery

Aquella era una situación ligeramente embarazosa Nicole Beauman había superado muchos obstáculos a lo largo de su vida y estaba convencida de que jamás retrocedería ante ningún desafío. Pero su jefe, Zane Rankin, rompía todos sus esquemas. Encantador y atractivo, era como el chocolate, pecaminosamente rico, pero perjudicial para la salud. icki sabía que Zane no quería sentar cabeza, y menos con una mujer como ella, y no pensaba perder el corazón por culpa de una aventura pasajera. Pero cuando durante uno de sus encuentros amistosos la amistad fue algo más allá, Nicki se quedó embarazada