Asesinato en directo de Mary Higgins Clark

A los tres años, Timmy fue el único testigo del asesinato de su padre. Solo él le vio la cara al culpable. Cinco años después todavía tiene pesadillas y recuerda con ansiedad los ojos azules y penetrantes del asesino; pero a su madre, Laurie, lo que más le atormenta es la amenaza que le hizo a su hijo: «Dile a tu madre que la próxima vez le tocará a ella y después a ti». Ahora otro crimen ocupa la vida de Laurie, aunque esta vez como productora de un programa de televisión sobre casos sin resolver.