La última viuda de Karin Slaughter

La última viuda de Karin SlaughterSecuestrada y rota. Tiene que desvelar la verdad… antes de que se sea demasiado tarde. Un secuestro sin resolver. Una calurosa tarde de verano, Michelle Spivey, una científica del Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta es apresada por unos desconocidos en el aparcamiento de un centro comercial. No hay pistas, parece que se ha desvanecido como el humo, y las autoridades la buscan desesperadamente.

Una explosión devastadora. Un mes más tarde, la tranquilidad de una tarde de domingo se ve sacudida por una explosión que hace temblar el suelo en kilómetros a la redonda, seguida segundos después por una segunda explosión igual de potente. El corazón de Atlanta, donde se encuentran la universidad de Emory, la central del FBI en Georgia, dos hospitales y el mismo CDC, ha sido atacado.

Un enemigo diabólico. La médica forense Sara Linton y su pareja, el policía Will Trent, comparecen en la escena del crimen… y sin saberlo, en el mismo epicentro de una conspiración letal que amenaza con acabar con la vida de miles de inocentes. Cuando los asaltantes secuestran a Sara, Will se infiltrará poniendo su vida en peligro para salvar a la mujer y al país que ama.

«Karin Slaughter y La buena hija: lenguaje de vuelo nada gallináceo, diálogos con sentido, excelente psicología de personajes y una estructura narrativa compleja bien resuelta». Carlos Zanón, El País, sobre La buena hija

«Karin Slaughter sigue tan salvaje como siempre.». Rosa Belmonte, Mujer Hoy sobre ¿Sabes quién es?

«Con las novelas de Karin Slaughter, el lector tiene asegurado un mundo de brutalidad desatada, una intriga que desquicia y un tipo de sensaciones tan fuertes como ajenas a la meliflua novela negra actual». Lluis Fernández, La Razón

Fuente: amazon

Información del libro:

AutorKarin Slaughter.
Año2019.
CategoríaIntriga, NovelaPolicíaco.
FormatoPDF + EPUB.

Descargar La última viuda de Karin Slaughter:

FormatoOpción Servidor 1Opción Servidor 2
PDFBDfiles
EPUBBDfiles

Deja un comentario